Algunos usos del Hidróxido de Sodio

Algunos usos del Hidróxido de Sodio

Una de las características predominantes del Hidróxido de Sodio, como agente químico que se obtiene a partir de la electrolisis o la caustificación de partículas de Hidrógeno y Sodio, es su potente acción Corrosiva.

Esta condición corrosiva permite que esta sustancia sea utilizada, entre otras, como agente antiséptico. La sobreexposición al Hidróxido de Sodio ocasionará irritaciones, quemaduras y, dependiendo del nivel y concentración, la destrucción de tejidos.

La Hidrolisis Alcalina con Hidróxido de Sodio

Recientemente se ha desarrollado un método funerario denominado Hidrólisis Alcalina, utilizando el nombre del proceso químico para su aplicación, que consiste en la inmersión de cadáveres en una solución concentrada Hidróxido de Sodio o Hidróxido de Potasio, en recipientes metálicos herméticos, aplicando presión de agua con temperatura que oscilará entre 150 y 180 grados Centígrados.

El referido proceso, legalmente autorizado en algunos países y en muy pocos estados de la unión americana, dura aproximadamente 2 horas y descompone todo material biológico reduciendo la masa corporal a sólo huesos, los cuales, en un segundo y último proceso, son pulverizado.

Justificación para el método de Hidrólisis Alcalina

A diferencia de la incineración, cuya ejecución es muy contaminante, por la liberación en la atmosfera de altas cantidades de residuos como oxido de carbono, la hidrolisis, con hidróxido de Sodio, libera hasta ocho veces menos contaminantes para el ambiente, aunado a la eliminación total de cualquier bacteria o virus, con un resultado mucho más amigable para el ambiente que la cremación y, por ende, que el entierro tradicional con descomposición biológica del cuerpo humano.