redaccion junio 6, 2019

Como concepto e idea práctica, el Índice de Desarrollo Humano nace de la mente de un economista paquistaní conocido como Mahbub ul Haq, un economista que, junto a muchos otros, elaboró un cuerpo teórico sobre el Desarrollo Humano.

Lo que tienes que saber

Los motivos que catalizaron esta idea fueron la necesidad de medir el desarrollo humano a través de criterios que no se limitaran solo a lo económico (como lo es el PIB, la inflación, el desempleo), lo educativo (como lo viene siendo el índice de alfabetización de una región) y en salud (tasa de natalidad o esperanza de vida). Por el contrario, IDH es un concepto que trata de integrar estos y otros reglones en un todo. Una formula compuesta que parte de elementos más simples, y que, por tanto, trata de ir mucho más allá.

Sus dimensiones

Se debe entender, por tanto, que las características de todo IDH se basan en estas tres dimensiones. Pero, al ser dimensiones tan grandes, muchos son los factores que pueden influir en ellas. Entre algunas de las características que resaltan en cada una de estas dimensiones, tenemos:

  • Dimensión Económica: es estimada en base a PIB per capita. Esto, por supuesto, viene a ser medido en base a dólares internacionales.
  • Dimensión Educativa: esta abarca elementos como lo son la tasa de alfabetización en la población media, y la cantidad de estudiantes matriculados en los diversos niveles educativos.
  • Dimensión Salud: esta es valorada, sobre todo, por la tasa de natalidad de los recién nacidos, y la esperanza de vida de su población a partir de ese momento de alumbramiento.