redaccion enero 21, 2019

Desde la antigüedad las hierbas, flores y otros tipos de plantas han sido utilizados por el hombre para distintas actividades, llegando hasta el punto de usarlo en algún punto de la historia como moneda, por sus dificultades de cosecha, el tiempo en que pueden llegar a durar el crecimiento y sus propiedades para las cuales se quieran usar, lo cierto es que el azafrán es una de estas por lo que hablaremos un poco más de él.

Características

El azafrán es una especia originada de los tres estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus, una especie en el género Crocus dentro la familia Iridaceae. Se caracteriza principalmente por su sabor amargo y su particular aroma los cuales son producto de los químicos que lo componen como la picrocrocina y el safranal. Posee también un tinte llamado crocin que es de tipo caretoide el cual le da a la comida un color dorado muy apreciado por quienes aman cocinar con azafrán.

Comercialización

Actualmente el azafrán se cultiva en prácticamente todo oriente principalmente irán india y marruecos, también se cosecha en algunos países de Europa como España, el cual es el segundo país con mayor cultivo de azafrán. Esta hierba es usada mucho en platos de la gastronomía europea y sobre todo en la española, lo que provoca que su demanda en Europa sea aún mayor y el mercado sea realmente muy activo en cuanto a esta hierba se refiera. Cabe destacar que su uso en España es vital en la preparación de paellas, arroces, carnes y mariscos.