redaccion septiembre 26, 2018

La Sal, sal común o Sal de mesa, es el compuesto de Cloruro de Sodio, que en su forma de yacimiento se conoce como Halita, mineral sedimentario que se encuentra en la naturaleza producto de la evaporación de las aguas de mares y lagos salinizados.

Una de las características mas destacadas de este mineral, es su uso en la alimentación para consumo, tanto humano como animal, pero ofrece de igual modo, infinidad de usos en la industria de fabricación de subproductos, como detergentes, conservantes, y productos cáusticos.

La Sal de Mesa y la Sal de Mar

La Sal Refinada, comúnmente se conoce como Sal de Mesa, en contraste a la Sal Gruesa o Sal de Marina, que es la sal extraída, pero sin ser sometida a procesos químicos para su refinación.

Se diferencian, porque la Sal refinada generalmente ha perdido gran cantidad de su potencial mineral, debido a su refinación y debe ser reemplazada con la aplicación de agentes químicos, pero principalmente, debe ser enriquecida con yodo.

Importancia del yodo en la Sal de mesa

El enriquecimiento con yodo obedece propiamente a una regulación de salud pública, por ser la forma mas directa de inducir el consumo de yodo, indispensable para el funcionamiento de la glándula Tiroidea en el organismo.

El tiroides produce compuestos hormonales que tienen una característica única en el organismo y es que en su composición entra el yodo. Sin yodo en el organismo, el tiroides no puede producir hormonas. El yodo, es indispensable para el crecimiento, de ahí, la importancia de someter la sal a un proceso de enriquecimiento con yodo, para el consumo humano.