Síntomas y algunas soluciones contra la hipoxemia

Síntomas y algunas soluciones contra la hipoxemia

La hipoxemia se traduce como una condición en la que se da un nivel de oxígeno en la sangre, muy por debajo de lo normal. También se le pudiera considerar una saturación de oxígeno que se encuentra menor a 92%. Esto pudiera darse por una mala conexión entre los capilares sanguíneos y alveolos pulmonares.

Muchas veces, se le confunde con la hipoxia (disminución del oxígeno que es distribuido hacia los tejidos y células del cuerpo) aunque esta última, es tan sólo una de las consecuencias de la hipoxemia.

Remedios contra la hipoxemia

Ante la presencia de hipoxemia, al paciente se le recomendarán las siguientes soluciones para poder aliviar sus síntomas:

  • Realizar ejercicio de manera regular: Aunque parezca difícil realizar algún tipo de actividad física cuando se presentan problemas para respirar, la verdad es que el ejercicio permite regular los niveles de oxígeno, y puede llegar a mejorar su fuerza y resistencia a nivel general.
  • Eliminar el tabaco: Cuando una persona es diagnosticada con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o alguna otra enfermedad que afecte a los pulmones, lo más recomendable es dejar de fumar.
  • Evite también zonas contaminadas con humo de otros fumadores.

¿Cuándo es necesario ver a un médico?

Ante la presencia de algunos de los siguientes síntomas, es necesario una visita a su médico para descartar el diagnóstico de hipoxemia:

  • Presencia de una dificultad severa, con constante tos, rápidos latidos cardíacos y retención de líquidos.
  • Dificultad respiratoria aguda que aparezca de manera repentina y comience a afectar su capacidad normal para funcionar.

Ante la retención de líquido, esto pudiera significar que los vasos sanguíneos se  están filtrando hacia los pulmones, ocasionando un edema pulmonar que pudiera resultar fatal.