Unidades para medir la contaminación del aire

Unidades para medir la contaminación del aire

¿Se puede medir la contaminación del aire?

El aire que respiramos está compuesto principalmente por nitrógeno, oxígeno, argón, vapor de agua y dióxido de carbono; y a diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa, el oxígeno solo representa un 20% del aire que respiramos. Además el aire contiene gases de efecto invernadero (carbono, metano, ozono, entre otros) y otras sustancias en menor cantidad como esporas, polvo, polen, cloro, flúor y muchos otros que son contaminantes.

Los contaminantes del aire se clasifican en primarios y secundarios. Los primarios entran a la atmosfera directamente por la combustión, como el dióxido de azufre, plomo y el monóxido de carbono. Los contaminantes secundarios son los que reaccionan con los primarios como el ozono y dióxido de nitrógeno.

La concentración de los contaminantes en el aire se pueden medir a través de las unidades de partes por millón (ppm) y partes por billón (ppb); son unidades de la sustancia que hay por cada millón o billón de unidades del conjunto. Por ejemplo: tenemos que 10 ppm de monóxido de carbono son 5 litros del mismo en cada millón de litro de aire.

Además, existen otras unidades que son empleadas para medir la concentración de los contaminantes, como el microgramo y metro cubico. Son usadas en el sistema internacional de unidades y se calculan en base a fórmulas que permiten transformar de ppb a microgramo y de ppm a miligramo.

El porcentaje en volumen de los gases contaminantes nos ayuda a valorar la calidad del aire y esto a su vez nos ayuda a prever posibles peligros para la salud de los seres humanos, ya que existe una escala que indica si estos químicos perjudican a cuerpo humano.