mundoredaccion enero 26, 2020

El ayuno intermitente consiste en programar periodos de abstinencia a comer que varían de según la persona practicante, para así aprovechar varios mecanismos naturales que posee nuestro cuerpo al estar en ayunas que nos serán muy beneficiosos para nuestra salud.

Beneficios

Obtendrás mayor autocontrol para comer debido a que acostumbrarás a tu cuerpo a que solo obtendrá nutrientes en un lapso de tiempo más corto, lo cual también reducirá o incluso eliminara las ansias de “picar” entre comidas.

Mejora la función celular

Ayudará a mejorar la función celular mediante el proceso de autofagia, que eliminará las células muertas, toxinas y grasas saturadas para reutilizarlo para formar células nuevas ralentizando así el envejecimiento.

Disminuye el estrés oxidativo

Durante el proceso de autofagia, nuestras células se regeneran utilizando las toxinas oxidantes que yacen en nuestro cuerpo, por lo que es recomendable consumir una buena cantidad de frutas y verduras durante el tiempo programado para potenciar este efecto con antioxidantes y así combatir el envejecimiento.

Útil para la pérdida de grasa

Al combinar el ayuno intermitente con una dieta baja en azúcares, se puede ayudar a eliminar grasa corporal gracias a un proceso homeostático de nuestro cuerpo, que al ver que no posee la glucosa necesaria para surtirse de energía, éste empezará a quemar ácidos grasos, que tiene de reserva naturalmente nuestro cuerpo, para seguir funcionando con normalidad.