Redactor abril 10, 2020

El avemaría es una oración muy significativa, porque recuerda a la Santísima Virgen, que por su fe en Dios fue elegida para ser la madre de Jesucristo.

Leer tan hermosa plegaria, en la que se le pide a María, Madre de Dios, rogar “por nosotros, los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte (…)”, hace que los feligreses se conecten con lo espiritual.

Pues tienen la esperanza de que ella, los ayude para que el señor los perdone, y puedan alcanzar la salvación.

De hecho, parte de la oración es por el encuentro que sostuvo María con su prima Isabel, en las montañas de Judá. En esa visita, según la página web https://lamagnifica.info/historia/ la Virgen pronunció el canto litúrgico “magnificat” en respuesta a su pariente.

El avemaría: genera conmoción entre los feligreses

Escuchar el avemaría despierta un sentimiento conmovedor en cualquier escenario, sea en el matrimonio o durante el entierro de un ser querido.

Cabe destacar, que la primera parte de la plegaria se relaciona con el saludo del arcángel Gabriel, en el que expresó: «Alégrate, llena de gracia, el señor está contigo«.

Posteriormente, luego se agregó a la oración “bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre”, tras las palabras de Isabel a María durante la visitación.

La oración en tiempos de crisis fortalece el alma

Actualmente el mundo está enfrentando diversos cambios, y muy reciente la aparición del coronavirus, una enfermedad catalogada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El COVID-19 se ha cobrado la vida de muchas personas, sin embargo, las cadenas de oraciones se mantienen en diversos países del mundo, con la fe de que pronto habrá una cura.